Inicio

Search on blog

Yggdrasil : Árbol del mundo vikingo

- Categories : Todo sobre símbolos

El árbol es un símbolo que sigue fascinándome. He escrito sobre él en varias entradas del blog, pero aún no me he adentrado en las tradiciones nórdicas.

Así que hoy voy a presentarte un árbol increíble y majestuoso. Se trata del Yggdrasil, también conocido como el Árbol del Mundo en la mitología nórdica, un árbol gigante que une las distintas partes del universo.

Su historia es fascinante.

El Yggdrasil representa el eje en torno al cual se organiza el universo nórdico. El árbol en cuestión está habitado por muchas criaturas, entre ellas una serpiente maligna, Nidhogg, que lo va devorando poco a poco, y un águila, Hræsvelgr, que lucha contra Nidhogg.

Las raíces del Yggdrasil, que se hunden en lugares sagrados como Urdarbrunnr y Hvergelmir, simbolizan la conexión entre las distintas dimensiones del universo nórdico. Vinculan el Árbol del Mundo con los reinos de Niflheim, donde reina la oscuridad, y Helheim, el reino de los muertos, añadiendo una dimensión de misterio y complejidad a su carácter.

En los relatos de la mitología nórdica, Yggdrasil se menciona a menudo como el lugar de culto y toma de decisiones donde los dioses de Asgard, incluidos los famosos Odín y Thor, se reúnen para deliberar y tomar decisiones cruciales para el destino de los nueve mundos.

Con estas pocas palabras, espero haberte inspirado para descubrir este fascinante símbolo de la mitología nórdica

Grabado de Friedrich Wilhelm Heine (1845-1921)

Yggdrasil: significado y orígenes

En la mitología nórdica, Yggdrasil también puede escribirse Yggdrasill.

Su nombre significa literalmente "caballo de Ygg" o "corcel del Temible", refiriéndose el Temible (Ygg) al dios Odín. El símbolo del árbol del mundo está presente en muchas civilizaciones que nunca han estado en contacto entre sí: es tan común encontrar este árbol del mundo que se considera un arquetipo, es decir, un símbolo primitivo y universal que forma parte del inconsciente colectivo.

Quizá por eso nunca se ha encontrado rastro alguno del origen exacto del Ygggdrasil. Lo que sí sabemos con certeza es que está profundamente arraigado en las creencias y tradiciones de los antiguos pueblos germánicos y escandinavos.

El Yggdrasil desempeña un papel central, encarnando la conexión entre los nueve mundos cósmicos. Su nombre, derivado del nórdico antiguo, tiene múltiples significados. A veces se le llama Árbol del Mundo o Árbol de la Vida. Se asocia con Odín, el principal dios nórdico, conocido por su búsqueda de la sabiduría y el conocimiento.

Todos los Árboles de la Vida comparten un significado común: el ciclo de la vida y la muerte, y la interconexión de todo en el universo.

Raíces y ramas: símbolos de conexión

Yggdrasil se describe a menudo como un árbol gigantesco, un fresno gigante de hecho, un árbol con raíces profundas en los reinos inferiores y ramas que alcanzan los cielos. En el simbolismo arbóreo, el fresno se considera un símbolo de poderosa solidez. En las tradiciones escandinavas, simboliza la inmortalidad y sirve de vínculo entre los tres niveles del cosmos.

Según la mitología nórdica, sus raíces están ancladas en tres lugares sagrados. La primera raíz se hunde en las profundidades de Urdarbrunnr, el pozo de la sabiduría, donde reside Norn Urd y donde se teje el destino. Otra raíz se extiende hasta el Pozo de Mimir, donde reside Mimir, el guardián de la sabiduría y el conocimiento. Por último, la tercera raíz se encuentra cerca del pozo de Hvergelmir, la fuente de los ríos que alimentan los nueve mundos.

Los habitantes de Yggdrasil

Yggdrasil es el hogar de multitud de seres mitológicos.

Entre ellos se encuentran los dioses nórdicos Odín, Thor y Freyja, que residen en las distintas ramas del árbol, así como otros seres como las Norns (deidades del destino) y animales sagrados como la serpiente Jörmungandr. Quizá el más famoso de estos animales sagrados sea el águila posada en sus ramas superiores, vigilando los mundos con penetrante vista. Puede verse en varias representaciones del Yggdrasil, como la de la derecha. Del mismo modo, el ciervo dorado, Dainn, pasta en las hojas del árbol, simbolizando la fertilidad y la regeneración.

El águila y la serpiente juntas (como en el grabado de arriba) simbolizan los conceptos opuestos de materia y espíritu, Tierra y Cielo, instinto e intelecto, lo banal y lo sublime, y por tanto la unidad del cosmos. En la mitología nórdica, el águila está en la cima del gran árbol del mundo, contrapesada por la serpiente que se enrosca en las raíces del árbol.

¿Cuál es el árbol del mundo?

No hay una, sino varias respuestas a esta pregunta. ¿Y por qué? Sencillamente porque el Árbol del Mundo, también conocido como Árbol Cósmico o Árbol del Mundo, ¡es un símbolo recurrente en todo el mundo! Es un árbol simbólico que une los diferentes planos de existencia, o que sostiene el universo mismo.

Este concepto del axis mundi está presente en muchas tradiciones. Literalmente, el Axis Mundi se traduce como "el Eje del Mundo", el eje en torno al cual gira el mundo y que une los Cielos con la Tierra y los reinos de abajo. Es un concepto universal, a menudo definido simbólicamente como un árbol o una piedra erguida, una montaña, el omphalos, el lingam, el Vajra y la Estrella Polar.

En la mitología nórdica, como acabamos de ver, es el Yggdrasil el que une los nueve mundos cósmicos. A menudo se le considera el pilar central del universo nórdico, que sostiene los distintos reinos y representa la conexión entre ellos.

En la tradición hindú, es el Ashvattha, también conocido como Ficus religiosa o árbol sagrado del Peepal. Se asocia con la creación, la sabiduría y la longevidad, y suele venerarse en prácticas religiosas y espirituales.

En la mitología egipcia, la cábala judía y el cristianismo, el Árbol de la Vida simboliza la creación, la fertilidad y la conexión entre el cielo y la tierra.

Muchas tradiciones han incorporado el símbolo del Árbol del Mundo a su cosmología y espiritualidad. Obviamente, algunos aspectos pueden variar, pero en general el Árbol del Mundo sigue siendo un poderoso símbolo de conexión cósmica y comprensión del universo.

¿Dónde está el Yggdrasil vikingo?

No lo busques en el mapamundi, ¡no lo encontrarás! Es un árbol mitológico. Según los relatos nórdicos, el Árbol del Mundo está situado en el centro del universo cósmico nórdico.

Lleva el mundo, sus ramas se extienden por el cielo y bajan a la tierra, uniendo la tierra de los dioses de Asgard con la tierra humana de Midgard. Su alto tronco erguido se alza sobre tres raíces, y bajo cada una de ellas se escapa un manantial. La primera es Hwergelmir, el Agua del Devenir. La segunda es Mimir, "la memoria", convertida en figura divina, de la que bebemos el conocimiento adquirido de los secretos del mundo. La tercera, la fuente del destino, se llama Urdbrunnen, la fuente del pasado, de los orígenes. [vautour]En las ramas más altas del Fresno del Mundo se posa un águila que sabe muchas cosas, y entre sus ojos se alza un azor r llamado Wederfölnir, el Amo del Tiempo.

El Árbol del Mundo y los 9 mundos de la mitología nórdica

En la mitología nórdica, el Yggdrasil está vinculado a los nueve mundos cósmicos que componen el universo nórdico. Me gustaría llevarte a descubrirlos.

Asgard: el reino de los dioses. Se encuentra en la cima del árbol.

Midgard: el reino del medio. Es el mundo donde viven los humanos.

Jotunheim: el reino de los gigantes (a menudo hostiles a los dioses y a los humanos).

Vanaheim: el reino de los Vanes, otra tribu de dioses.

Alfheim: el reino de los Elfos de la Luz.

Svartalfheim: el reino de los Elfos Oscuros y, a veces, de los enanos.

Niflheim: el reino de la niebla, un lugar de frío y hielo.

Muspellheim: el reino del fuego.

Helheim: el reino de los muertos.

9 reinos. ¿Coincidencia?

Tal vez no, dado que el número nueve se asocia con volver a empezar. También es el número cabalístico de la plenitud. Para los cristianos, es la perfección por excelencia, ya que es el producto de la propia Trinidad. Mientras que los ritos romanos se articulan en torno a nueve días para bautizos y funerales, en Egipto son nueve los dioses que crearon el universo. En el Norte, el dios Odín se colgó durante nueve días y nueve noches del árbol Yggdrasil para obtener las runas.

Cuentos y mitos asociados al Yggdrasil

Yggdrasil está asociado a muchas historias y cuentos ricos en simbolismo e intriga. La más conocida es sin duda la muerte y renacimiento de Odín, que cuelga del Árbol del Mundo durante nueve días y nueve noches para adquirir sabiduría. Otra historia muy conocida es la del Ragnarök, que no es otra cosa que el crepúsculo de los dioses (en otras palabras, el fin del mundo), en el que vemos temblar Yggdrasil mientras los poderes cósmicos se enfrentan en una batalla apocalíptica.

Te lo contaré todo a continuación.

Yggdrasil, Odín y las runas

Los poemas épicos nórdicos, las Eddas, describen cómo el dios Odín trajo las runas a la humanidad tras un extraño ritual en el que colgó del gran fresno, Yggdrasil, durante nueve días y nueve noches, atravesado por su propia lanza, Gungnir. Permaneció colgado hasta que vio los símbolos rúnicos reflejados en el agua.

Durante su agonía, Odín vio las runas aparecer ante él. Al recogerlas y dominarlas, Odín adquirió el conocimiento de las runas. Fue capaz de descifrarlas y utilizarlas para la magia, la adivinación y otros poderes místicos.

El poder de las runas era tal que eran capaces de devolver la vida a los muertos. De ello se deduce que el conocimiento de las runas estaba inicialmente reservado a una élite, como ocurre con otros alfabetos, cuyo conocimiento confería un gran poder. Esta hipótesis parece confirmada por el hecho de que se han encontrado textos antiguos que mencionan runas con poderes mágicos. El propio Odín tenía la capacidad de volar, cambiar de forma, resucitar a los muertos y ver el futuro. Todos sus poderes procedían de su capacidad para comprender las runas.

¿Quién causó el Ragnarök?

En primer lugar, ¿qué es el Ragnarök?

El Ragnarök es un acontecimiento apocalíptico.

¿Quién causó este final?

Loki desempeñó un papel importante en la serie de acontecimientos que condujeron al Ragnarök porque liberó a Fenrir (Fenrir es un lobo gigantesco considerado demasiado poderoso y peligroso por los dioses para permanecer libre) y puso en marcha una serie de acciones destructivas.

Al final, sin embargo, es una combinación de fuerzas y entidades la que parece estar detrás del "crepúsculo de los dioses". Es más, el Ragnarök es el resultado inevitable de un conflicto cósmico entre las fuerzas del orden y el caos.

Marca el final de un ciclo y el comienzo de otro nuevo. Según la profecía nórdica, en el pasado hubo toda una serie de señales y presagios que predijeron el inminente fin de los dioses y los mundos. Estas señales incluían la liberación de Loki, el dios de la discordia y la mentira, de sus grilletes, el rugido del lobo Fenrir, la salida de la serpiente Jörmungandr de los océanos y otros fenómenos naturales y sobrenaturales que indicaban el caos y la destrucción que se avecinaban.

Durante el Ragnarök tuvo lugar una gran batalla entre las fuerzas del bien y del mal. Los dioses, liderados por Odín, Thor y otros, lucharon contra gigantes, lobos, serpientes y otras criaturas malignas. Al final, muchas deidades mueren y los nueve mundos son destruidos.

Tras la inmensa batalla, la tierra se hunde en el mar, las estrellas desaparecen y las llamas tocan el cielo.

A continuación se produce un renacimiento, en el que los dioses restantes se encuentran con Líf y Lífþrasir, la única pareja humana superviviente destinada a repoblar el mundo. La tierra resurge del mar, los campos vuelven a crecer sin haber sido sembrados y comienza un nuevo ciclo de vida.

Unas palabras finales

Espero que hayas disfrutado de este viaje a la mitología nórdica.

Ya se trate del Yggdrasil o del Árbol de la Vida, ambos símbolos, a pesar de proceder de tradiciones diferentes, comparten un simbolismo sorprendentemente idéntico que atestigua la profundidad y universalidad del símbolo del árbol sagrado. Símbolos de la fuerza creadora y regeneradora de la naturaleza, tanto el Yggdrasil como el Árbol del Mundo encarnan la vitalidad de la existencia y la interconexión de todo en el universo.

Detrás de cada símbolo se esconde una riqueza de sabiduría y enseñanzas. En la mitología nórdica, Odín adquiere la sabiduría de las runas colgándose del Yggdrasil, mientras que en otras tradiciones, el Árbol de la Vida se asocia a menudo con la búsqueda del conocimiento espiritual y la iluminación.

Ambos árboles son poderosas manifestaciones del mismo arquetipo mitológico, cada uno con su propia historia, significados y enseñanzas. No es casualidad que estos árboles sagrados sigan fascinándonos

Para conectar con el Árbol de la Vida en tu vida diaria

Descubra nuestra colección Árbol de la Vida, diseñada e impresa por nosotros.

Si te ha gustado este artículo, no dude en comentarlo, compartirlo y suscribirse a nuestro boletín para estar informado de futuras ediciones.

Suscríbase a nuestro boletín

Share this content

Add a comment