Inicio

Search on blog

Descifrar la magia: una guía esencial

- Categories : Prácticas y rituales

Durante demasiado tiempo, la magia se ha confundido con los encantos de los charlatanes. Además, mucha gente definiría fácilmente la magia como: el arte de producir efectos sin causas.

Y de esta definición podríamos concluir que la magia no tiene sentido.

Para algunos, la palabra magia sólo evoca juegos de manos y otros trucos de prestidigitadores.

Para otros, la palabra magia se asociará con Merlín el Encantador, Mary Poppins o las brujas y magos de los cuentos y leyendas.

Pero, ¿comprendemos realmente qué es la magia? ¿No es una pregunta esencial? En este artículo intentaremos desmitificar la palabra "magia " y reconocer a qué tipo de magia nos enfrentamos en nuestra vida cotidiana.

La magia no puede ser lo que hacen de ella quienes no la conocen. Es lo que es, es en sí misma, como las matemáticas, porque es la ciencia exacta y absoluta de la naturaleza y sus leyes.

La magia es la ciencia de los antiguos magos.

Definición de la palabra magia: ¿poder sobrenatural?

La palabra francesa "magie" procede del latín magia, a su vez derivado del griego μαγεία (mageia), "religión de los magos persas", "hechicería".

Le dejo que busque el término en el diccionario. Por mi parte, he encontrado una definición un poco más interesante en el libro "Histoire de la magie du monde supernaturel et de la fatalité" de P. Christian (1811-1872).

En el preámbulo de su libro nos dice:

"La magia, o más bien el magismo, si uno se digna remontarse a sus fuentes antiguas, ya no puede confundirse con las supersticiones que calumnian su memoria. Es la primera doctrina religiosa, moral y política de la humanidad.

Su nombre común procede del griego MAroi (Magus) y MArEIA (Ma gie), alteración de los términos Mog, Megh, Magh, que en pehlvi y zend, lenguas del Antiguo Oriente, significan sacerdote, sabio, excelente, de donde deriva la palabra caldea Maghdim, equivalente a alta sabiduría o filosofía sagrada (1). Una simple etimología revela, pues, que la Magia era el conjunto de conocimientos que poseían los Magos o filósofos de la India, Persia, Caldea y Egipto, que eran los sacerdotes de la naturaleza, los padres de todas las ciencias y los creadores de civilizaciones gigantescas cuyas ruinas soportan aún el peso de sesenta siglos.

Vista así, la magia es el prefacio de la historia universal.

Como todo lo que tiene que ver con los orígenes de las sociedades, tiene un lado maravilloso, cuyo estudio fascinó a las mentes más nobles de Atenas y Roma, antes de ser desfigurado y desvanecido por la corrupción de los tiempos cesarianos. Sus Misterios, ante los que se inclinaron Platón, Plutarco, Cicerón, Virgilio y Tácito, y cuyos últimos hierofantes llevaron tres homenajes simbólicos a la cuna de Jesús, no pueden sernos indiferentes. Su lado doctrinal es un reflejo de Dios mismo en el pensamiento humano. Su lado maravilloso abarca lo infinito, contemplado desde las alturas del alma, en la aurora del genio de las naciones. Es una intuición de los esplendores ultramundanos hacia los que nos atrae constantemente, como un imán divino, a pesar de nuestros fracasos y nuestras caídas, la conciencia inmortal de un futuro eterno"

Un poco más cerca, Mikhaël Aïvanhov, el Maestro búlgaro, explica en su libro"El libro de la magia divina": Ser mago es crear. El verdadero mago está rodeado de un círculo de luz, su aura, ese halo invisible de luz que emana de él y que ha formado a través de su trabajo espiritual y la práctica de las virtudes. Para crear, el mago utiliza los mismos medios que Dios mismo: proyecta una imagen o pronuncia una palabra que atraviesa su aura, y es el aura la que proporciona el material para la manifestación" Existen "tres grandes leyes de la magia: 1) la ley del registro, 2) la ley de la afinidad, 3) la ley del contragolpe".

Historia de la magia

¿Es justo decir que la magia siempre ha existido? Por supuesto. Las huellas de la magia se remontan a la prehistoria. Sobre todo en las cavernas, los humanos utilizaban rituales y conjuros para influir en las fuerzas de la naturaleza y asegurar su supervivencia.

Ya en el antiguo Egipto, los sacerdotes utilizaban fórmulas mágicas y amuletos para proteger a los muertos en la otra vida. En Grecia y Roma, las prácticas mágicas también se asociaban a cultos religiosos y ritos de paso.

También entre los chamanes, o sanadores espirituales, que utilizaban y utilizan técnicas para curar enfermedades, interpretar sueños y comunicarse con los espíritus. Estas prácticas holísticas se consideraban esenciales porque mantenían la armonía entre los humanos, las divinidades y las fuerzas naturales.

También se encuentran en el ocultismo y la alquimia. En aquella época, la gente buscaba descubrir los secretos para transmutar los metales y alcanzar la inmortalidad.

También existían movimientos esotéricos como la cábala, el hermetismo y la astrología. Los filósofos y practicantes de la época exploraron los conceptos de magia natural y las conexiones entre el microcosmos y el macrocosmos.

Hoy en día, la magia sigue existiendo en muchas formas, dando sentido al mundo que nos rodea.

¿Existe realmente la magia?

De hecho, la magia no es más que la ciencia de la vida, la ciencia de las influencias y las reacciones en cadena, donde cada acción se basa en un conjunto de causas y efectos. En el fondo, el término "magia" encarna la idea de que el alma actúa, sumergiéndonos en la vibrante dinámica de la existencia. Desde esta perspectiva, resulta evidente que todo ser dotado de alma interactúa con su entorno, guiado por fuerzas invisibles que dictan nuestras acciones en el mundo tangible.

Tomemos como ejemplo la litoterapia, que enseña que cada piedra posee propiedades intrínsecas que pueden influir en el hombre y su entorno. Aunque estas virtudes no son visibles a simple vista, podemos sentir su impacto. La turmalina, por ejemplo, tiene fama de absorber las energías negativas, un poder que parecería desafiar la lógica si la piedra no estuviera dotada de alguna forma de vida. Del mismo modo, las plantas tienen propiedades purificadoras y curativas, transforman las atmósferas y alivian los cuerpos.

También los animales están animados por fuerzas interiores, poseen un alma que los une a la esencia divina. Observa a estas criaturas que curan, se sacrifican por amor y asumen los sufrimientos de sus amos. ¿Y qué decir de la magia y el encanto que habitan en los bosques vírgenes, llenos de rocas de formas misteriosas, árboles milenarios y una sinfonía viva de cantos de pájaros y juegos de ardillas? Incluso la propia tierra tiene poderes curativos, ofreciendo su barro y arcilla para aliviar diversas dolencias.

La magia de la vida se revela a través de una compleja red de interacciones entre los seres vivos y su entorno, donde cada elemento, ya sea mineral, vegetal o animal, contribuye a la armonía y el equilibrio del universo.

¿Qué es la magia verde?

Si a veces oyes hablar de magia verde, debes saber que se trata de una forma de magia estrechamente vinculada a la naturaleza, la tierra y sus ciclos. Está vinculada a la conexión con el mundo natural. Es una forma de magia que utiliza objetos naturales, plantas y energías naturales para crear hechizos y otros encantamientos.

Los practicantes de este tipo de magia suelen trabajar con las energías de la tierra y las plantas para crear amuletos, pociones, amuletos y rituales que promueven la salud física y emocional, la prosperidad, la purificación y el crecimiento espiritual. También pueden participar en actividades como la meditación al aire libre, la recolección de hierbas silvestres, la jardinería mágica y la creación de remedios a base de hierbas.

Se encuentra a menudo en tradiciones antiguas como la brujería, la Wicca, el druidismo y otras prácticas paganas.

¿Qué es la magia roja?

La magia roja es una rama de la magia que se centra principalmente en las relaciones, la pasión y la seducción. A diferencia de la magia negra, que puede utilizarse con fines malévolos, la magia roja suele asociarse, en apariencia, con objetivos positivos y consensuados en el ámbito del amor y las relaciones íntimas.

Quienes practican la magia roja suelen utilizar rituales, hechizos o encantamientos para atraer el amor, reforzar los lazos afectivos entre las parejas existentes, reavivar la pasión en una relación o fomentar la seducción. En los rituales de magia roja encontrarás ciertos ingredientes simbólicos como velas, hierbas, piedras preciosas y aceites esenciales.

¿Qué es la magia gris?

Esta forma de magia, a menudo no reconocida o semiconsciente, es practicada por personas de todo el mundo, ya sea involuntaria o inconscientemente. Cada uno de nuestros gestos, miradas y palabras, así como los ambientes que creamos o en los que vivimos, tienen un impacto sobre nosotros mismos y nuestro entorno. A veces, simplemente con una mirada, podemos herir o seducir a alguien, o incluso curar a una persona con nuestras palabras. Las acusaciones injustas o malintencionadas pueden sumir a alguien en una profunda depresión, atraparlo en pensamientos obsesivos e incluso llevarlo al suicidio. ¿Quién no ha sentido esa electricidad en el aire, o esas atmósferas pesadas y opresivas?

Sí, todo esto es magia, todo esto es el alma trabajando, no es ni blanca, es decir, al servicio del mundo divino, ni negra, es decir, hecha conscientemente para su poder personal en el mundo de la materia.

En esta categoría de magia gris también se incluyen prácticas como los filtros y hechizos de amor, los rituales para atraer la riqueza o el éxito, o para ocupar el lugar de alguien en el trabajo, aunque éstas se encuentran en el límite de la magia negra. Estas prácticas, aunque a menudo pretenden servir a nuestros intereses personales, pueden llevarnos a esclavizar y encadenar espíritus e incluso personas para nuestro propio bienestar egoísta.

¿Qué es la magia negra?

La magia negra suele simbolizarse con el pentagrama invertido, la cabra, Satán y los demonios. Es una forma de magia en la que el hombre dirige todos sus sentidos hacia el vacío, hacia la materialidad. El practicante de magia negra, al igual que los adeptos del satanismo, no duda en someter a todas las criaturas, visibles o invisibles, para obtener poder sobre la materia y sobre quienes creen en él. El brujo negro invoca fuerzas oscuras para esclavizar a todas las criaturas.

El mago negro realiza todos sus actos con plena conciencia, y sus intenciones son maliciosas o destructivas. A diferencia de la magia blanca, que se utiliza con fines benéficos y altruistas, la magia negra está motivada por el deseo de causar daño, controlar o infligir sufrimiento a los demás.

Las prácticas de magia negra pueden incluir rituales, conjuros, invocaciones o manipulación de energías con el objetivo de dañar a una persona, lanzar maldiciones, causar enfermedades, atraer fuerzas oscuras o satisfacer deseos egoístas a expensas de otros.

En esta práctica, no hay lugar para la inconsciencia. El mago negro actúa con plena conciencia. Al igual que el mundo divino, las fuerzas oscuras poseen una inteligencia superior a la del hombre. Es fundamental comprender que si estas fuerzas sirven a un individuo en su vida terrenal, a cambio exigirán su alma y su vida después de la muerte.

Es importante señalar que la magia negra suele percibirse como peligrosa (y con razón) no sólo para sus víctimas potenciales, sino también para quienes la practican. Las consecuencias kármicas o espirituales de manipular tales energías pueden ser graves.

La famosa máxima "elcamino al infierno está empedrado de buenas intenciones" revela una profunda verdad sobre la naturaleza humana. A veces, a pesar de nuestras mejores intenciones y acciones bienintencionadas, podemos causar involuntariamente consecuencias perjudiciales o daños imprevistos. Esta máxima advierte contra la ingenuidad y la ceguera ante las apariencias engañosas. Bajo máscaras seductoras o intenciones loables, pueden acechar fuerzas maliciosas e intenciones siniestras. Esto nos recuerda la importancia de la prudencia y el discernimiento, y nos previene contra la confianza ciega en las bellas apariencias.

¿Qué es la magia blanca?

Mikhaël Aïvanhov lo explica en su libro"El libro de la magia divina":

"Hay magia y magia. La verdadera magia, la magia divina, consiste en saber utilizar todo, absolutamente todo, para el Reino de Dios. Por el contrario, cualquier práctica que ponga los más altos logros del espíritu humano al servicio de una naturaleza inferior es brujería. Desgraciadamente, muy pocos magos alcanzan ese nivel superior en el que ya ni siquiera se interesan por la magia misma, en el que ya ni siquiera se comprometen a realizar operaciones mágicas, en el que dejan de desear mandar a los espíritus, a los elementales, a los genios, para realizar sus ambiciones personales."

"La grandeza de un hombre, su verdadero poder, consiste en no utilizar nunca los poderes que posee en beneficio propio"

La magia blanca está simbolizada por el pentagrama apuntando hacia arriba, que representa a un hombre arraigado en la tierra pero con la mente dirigida hacia los ángeles y las realidades superiores. Este individuo consciente actúa, con fines altruistas, para liberar a todos los seres, visibles e invisibles, del sufrimiento, la enfermedad, la muerte y la opresión. Figuras como Jesús y Buda ilustran esta magia blanca, en la que Jesús expulsa a los demonios y trae la vida, mientras que Buda se comunica con toda la naturaleza.

Hoy en día, la mayoría de la gente cree que una piedra no tiene alma y sólo sirve para construir casas, que un árbol está muerto y sólo sirve para hacer muebles y leña, que los animales son una especie a nuestro servicio, que una gallina puede poner 3 huevos al día y no sólo uno si se les hace creer que el sol ya no se pone, que una vaca debe producir 3 litros de leche al ser bombeada llena de medicinas.

El auténtico conocimiento de la magia, en particular de la magia blanca, parece haberse perdido. Se utiliza muy poco. Una simple búsqueda en Google revela una distorsión de sus principios, con promesas de encontrar el amor, atraer el dinero o dejar de fumar mediante prácticas simplistas. Sin embargo, los grandes esoteristas del pasado, como Eliphas Lévi, Stanislas de Guaita y otros, ofrecen una perspectiva más profunda de la magia blanca, enraizada en lo divino, y ofrecen consejos para desenmascarar las ilusiones y mentiras que se esconden tras la apariencia del bien.

Las leyes de la magia

La magia consiste en que las personas creen su propio destino y tomen las riendas de su vida. La magia consiste en poner en acción las fuerzas naturales del universo, las fuerzas visibles e invisibles que nos rodean y nos rodean, y hacer que actúen dirigiéndolas hacia un objetivo concreto. El mago es un ser que conoce las leyes y las aplica para avanzar en una dirección determinada. La práctica de la magia exige, pues, el conocimiento de estas leyes.

En su obra"El libro de la magia divina", Omraam Mikhaël Aïvanhov enuncia tres grandes leyes de la magia:

1. La ley del registro: Esta ley afirma que todo lo que hacemos, pensamos o sentimos queda registrado en el universo y repercute en nosotros. Nuestras acciones, palabras y pensamientos crean energías que quedan grabadas en el cosmos, influyendo en nuestra realidad futura. Esto implica que no podemos permitirnos hacer cualquier cosa, tener cualquier pensamiento, cualquier sentimiento, cualquier deseo, porque habrá consecuencias.

2. La ley de afinidad: Según esta ley, las energías similares se atraen. Nuestras vibraciones emocionales y mentales atraen experiencias, personas y circunstancias que resuenan con estas vibraciones. De este modo, nuestros estados internos determinan lo que atraemos a nuestras vidas. Esta ley de afinidad es una de las mayores leyes de la magia, y es la ley que debe regir toda tu vida.

3. La ley del contragolpe: Esta ley implica que cada acción que realizamos vuelve a nosotros de una forma u otra. Si nuestras acciones son positivas y benévolas, atraemos energías similares a cambio. Por el contrario, si nuestras acciones son dañinas o malévolas, atraemos consecuencias negativas para nosotros. Se trata de una ley de justicia cósmica que garantiza el equilibrio y la responsabilidad en nuestras acciones.

¿Qué magia es la más poderosa?

Planteo la pregunta aquí porque sé que mucha gente se la hace. Pero refleja, en mi opinión, una clara falta de conocimiento sobre el tema.

Así que terminaré este artículo con el primer pasaje del libro sobre Magia Divina, que data de 1996, pero que sigue siendo tan pertinente hoy como siempre.

"La iniciación es un trabajo sobre uno mismo, un proceso ininterrumpido de organización interior, de purificación y de autodominio. Lo que ocurre actualmente, este interés creciente por el ocultismo y la magia, es bastante preocupante. Porque no expresa la necesidad de una verdadera espiritualidad, sino el deseo de sumergirse en un dominio desconocido, misterioso y prohibido. Es más, podemos ver los resultados: estos libros no hacen a las personas más sabias, equilibradas o puras; al contrario, desencadenan fuerzas oscuras en su interior, confundiendo sus ideas y convirtiéndolas en víctimas de entidades inferiores que sólo buscan dañar a los seres humanos.

Durante siglos, la Iglesia luchó erróneamente contra la tradición iniciática. Pero lo que está ocurriendo ahora es que las ciencias ocultas se están poniendo al alcance de personas débiles, viciosas y malintencionadas, lo cual tampoco es deseable. Si los iniciados del pasado habían dado el precepto de "guardar silencio", era porque sabían que los secretos de la Ciencia Iniciática podían convertirse en armas muy peligrosas en manos de personas que no estuvieran preparadas para recibirlos. Porque la naturaleza humana es tal que, le reveles lo que le reveles, las verdades más sublimes, las más divinas, tratará de utilizarlas al servicio de sus intereses más personales y egoístas. Así es como todo lo que se da a los humanos para su bien, para su salvación, es en realidad malversado y utilizado por ellos para su propia ruina y la de los demás".

Para todos aquellos que deseen penetrar en los misterios que rigen la magia, es esencial comprender que la magia no es más que una extensión del ser mismo. Es comparable a una extensión de la mano hacia otro mundo, una manifestación directa de nuestra esencia.

Por su propia naturaleza, la magia es neutral y actuará según tus peticiones. No es para los inconscientes, los irreflexivos o los que no saben lo que quieren, porque requiere responsabilidad y conciencia.

La magia es especial porque está viva y activa en todos los mundos y en todas partes, y posee el poder de transformar una escritura, una situación o un destino.

La magia es la culminación del mago, el que conoce y actúa de acuerdo con sus leyes.

La vida es magia y debemos ser conscientes de nuestro poder. Cada pensamiento, cada gesto, cada acción genera karma: es la ley del contragolpe y es lo que moldea nuestro futuro, para bien o para mal. Convirtámonos en los creadores de nuestro futuro y seamos grandes magos, conscientes y centrados en el Bien.

Si le ha gustado este artículo, no dude en comentarlo, compartirlo y suscribirse a nuestro boletín para estar informado de futuras ediciones.

Suscríbase a nuestro boletín

Fuentes

Le livre de la magie divine, Éditions Prosveta
Historia de la magia - Eliphas Lévy
Historia de la magia, el mundo sobrenatural y la fatalidad - P. Christian

Share this content

Add a comment