Inicio

Search on blog

Viaje hacia los misterios de los símbolos esotéricos

- Categories : Todo sobre símbolos

Rodin dijo: "El hombre nunca ha inventado nada nuevo, sólo ha descubierto cosas" Si bien es cierto que ciertos símbolos han sido creados por el hombre con un fin determinado, no es menos cierto que todo se inspira de una u otra manera en el mundo natural que nos rodea, en las formas de la naturaleza, las plantas, los animales, los elementos.

Toda la vida es simbólica. En función de los símbolos que encontramos a nuestro alrededor, observamos y comprendemos, nos transformamos. Ciertas fuerzas, ciertos estados de conciencia que nos afectan en particular, modelan nuestro comportamiento y la manera en que pensamos sobre toda nuestra existencia. Dan forma a nuestra conciencia y a nuestro inconsciente, transmitiendo ciertas claves interiores y permitiéndonos abrir las puertas a lo largo del camino de la iniciación. Ciertas tradiciones esotéricas conocen bien estos mecanismos y los utilizan para desencadenar determinados procesos en los individuos que realizan sus ceremonias.

Hemos dedicado multitud de artículos del blog a los símbolos. Si quieres saber más sobre algunos de ellos, te invito a que busques en el blog o pinches en los enlaces que te llevarán a los artículos dedicados a los distintos símbolos.

La verdad es que la búsqueda para comprender el significado de un símbolo es tanto un viaje personal de descubrimiento como un viaje colectivo.

Espero que te aventures en este artículo con ese espíritu de exploración

Como el artículo es un poco largo, aquí tiene el menú para ayudarle a entender su contenido:

¿Qué es un símbolo en la espiritualidad?

¿Símbolos esotéricos o símbolos ocultos?
- Definición de esoterismo y ocultismo
- ¿Qué hay del exoterismo?
- Comprender el esoterismo a través de los símbolos

El poder iniciático y mágico de los símbolos
- Los significados ocultos de los símbolos
- Los símbolos se han utilizado durante miles de años
- La interpretación esotérica de los símbolos

Los símbolos en las prácticas esotéricas
- Los símbolos esotéricos en la mitología egipcia
- Los símbolos esotéricos en la filosofía china
- Símbolos esotéricos en el hinduismo
- Símbolos esotéricos en el budismo
- Símbolos esotéricos en las prácticas wiccanas
- Símbolos esotéricos en la Cábala
- Símbolos esotéricos en la masonería

Mis 3 símbolos esotéricos favoritos y su simbolismo

Observaciones finales

¿Qué es un símbolo en la espiritualidad?

¿Es posible formular una definición de símbolo? La respuesta es más bien mixta y, en cualquier caso, muy reductora. Cualquier intento de definición está condenado al fracaso, y vamos a intentar acercarnos cada vez más al significado del símbolo para nuestra vida más profunda, en sus funciones restauradoras o equilibradoras y en su potencial iniciático.

Un símbolo representa algo distinto de lo que es. La palabra "símbolo" viene del griego symballein, "unir" u "ocultar un significado".

Los símbolos se encuentran en la interfaz entre lo consciente y lo inconsciente, entre la luz y la oscuridad, entre el orden y el caos, entre el día y la noche, entre la razón y el instinto.

Sigmund Freud, Pierre Janet y Joseph Breur hicieron importantes descubrimientos en neurología. Descubrieron que los síntomas neuróticos tienen un significado simbólico; como los sueños, son una forma de expresar nuestra mente inconsciente. Estos síntomas son la manifestación de áreas disociadas de nuestra conciencia.

De ahí la importancia del análisis de los sueños; de ahí la creación y el desarrollo de las técnicas psicoanalíticas. El trabajo de Freud y su escuela consistió en encontrar leyes, patrones fundamentales en este vasto y complicado tema.

C. G. Jung (1875-1961), el psiquiatra suizo fundador de la psicología analítica, modificó los conceptos de Freud. El contenido de los sueños es simbólico. Los sueños dependen del soñador y sólo pueden interpretarse con la ayuda de éste, que es el responsable de proporcionar el contexto de las imágenes oníricas. Pero hay sueños que incluyen elementos no individuales. Sabemos por el descubrimiento de piedras grabadas que nuestros antepasados llevan miles de años representando símbolos.

Para C.G. Jung, los símbolos no son sólo el lenguaje del inconsciente, sino también de lo oculto. El término oculto, que procede del latín occultus, que significa oculto, se refiere al conocimiento de lo que está oculto.

La gente ha utilizado símbolos para comunicar ideas. Los símbolos ayudan a transmitir y comprender verdades superiores que están ocultas a la conciencia ordinaria.

¿Símbolos esotéricos o símbolos ocultos?

Definición de esoterismo y ocultismo

¿Cuál es la diferencia, si es que hay alguna?

Volvamos a la etimología de las 2 palabras.

El esoterismo (del griego esoterikos y esoteros: "interior") describe la transmisión del conocimiento (o gnosis) a través de la iniciación. Esto significa que sólo los iniciados (miembros de una escuela, logia o hermandad) pueden recibir instrucción y acceder a los misterios. El objetivo de los maestros es ayudar a sus "alumnos" a abrirse progresivamente a la realidad y a la verdad.

El ocultismo (del latín occultus: "oculto, secreto") es la práctica de las ciencias secretas, pero sin utilizar el método iniciático. El conocimiento puede transmitirse a través de libros, conferencias, comunidades virtuales o reuniones informales.

Esoterismo y ocultismo son dos términos muy similares, incluso sinónimos, que se refieren a la existencia de un conocimiento secreto u oculto. Se trata de conocimientos espirituales, metafísicos o incluso místicos.

Para acceder a estos conocimientos es necesario poseer ciertas "claves", transmitidas por diferentes tradiciones, organizaciones o individuos iluminados. También requiere un gran esfuerzo personal para acceder a nuevos niveles de conciencia.

Este conocimiento está relacionado con las grandes leyes cósmicas; toca la cosmología (la formación y estructuración del universo) y la ontología (¿quién soy yo?). Más que una acumulación de conocimientos, nos invita a una transformación profunda para encontrar la luz en nosotros mismos. Hablamos, pues, de un proceso íntimo.

¿Por qué tenemos que preguntarnos qué significan estas 2 palabras?

Bueno, si quieres entender lo que es un símbolo esotérico, es importante.

De hecho, suelo investigar mucho antes de escribir un artículo, y con demasiada frecuencia me encuentro con multitud de páginas web que te dicen todas exactamente lo mismo. Falta originalidad y, sobre todo, reflexión. No se trata de eso.

Y para colmo, para escribir este artículo me compré la "Biblia de los símbolos esotéricos". Me desilusioné... porque este libro te habla de hombres lobo, dragones, sirenas, mariposas, cupidos, gatos negros, falos, pelo largo, agua de manantial y toda clase de tonterías, con unas notas sobre el loto, el ouroboros y el hexagrama. Un libro lleno de banalidades. Evite

Como dice el refrán, la ropa no hace al hombre.

¿Qué se entiende por exoterismo?

A primera vista se podría decir que esoterismo y exoterismo son dos términos muy distintos. Vimos anteriormente que la palabra “esoterismo” tenía una connotación introspectiva.

Bueno, el término “exotérico” se deriva del griego exôterikos, que significa “externo” o “público”; el prefijo exô significa “afuera”.

El exoterismo implica, por tanto, una difusión pública de conocimientos y enseñanzas: está abierto y accesible a todos. Mientras que en el esoterismo la difusión de enseñanzas y prácticas permanece dentro de un círculo restringido de los llamados iniciados.

Lo que debe entenderse es que la mayoría de los sistemas de fe tienen un nivel de comprensión exotérico o externo destinado a las masas, y un nivel de significado esotérico o interno que es exclusivo de los sacerdotes e iniciados.

Entre los movimientos esotéricos podemos citar: la masonería, el martinismo, el rosacrucismo, la alquimia espiritual, el sufismo, la cábala, el compañerismo así como otras corrientes.

Comprender el esoterismo a través de los símbolos

Los símbolos actúan como puertas de entrada a verdades y conceptos universales. Es cierto que a veces va mucho más allá de nuestra comprensión porque nos quedamos en conceptos sobre los símbolos, sin realmente experimentarlos desde dentro. Soy consciente de que puede resultar difícil de entender pero cada símbolo no sólo está cargado de un innegable significado espiritual sino que también permite acceder a un profundo conocimiento esotérico.

Lo que significa que al decodificar los símbolos, los investigadores esotéricos pueden acceder al conocimiento esotérico sobre la naturaleza de la existencia, los arquetipos del inconsciente colectivo y los misterios del universo.

Este enfoque implica, como dije, la capacidad de mirar más allá de las apariencias para poder captar los significados ocultos que se revelan a través de los símbolos.

Entre estos investigadores se encuentra Eliphas Levi, ocultista, escritor y teórico francés del siglo XIX, reconocido por sus contribuciones al ocultismo y al estudio de los símbolos esotéricos. Ha escrito numerosas obras.

Eliphas Levi es reconocido por sus escritos como "Dogma y Ritual de Alta Magia" y "La Clave de los Grandes Misterios". Estaba convencido de que los símbolos llevaban en su interior conocimientos ocultos. Pasó parte de su vida explorando los símbolos y su uso en la magia y la teurgia rituales. También consideraba que los símbolos eran herramientas para comunicarse con fuerzas superiores.

Una de las contribuciones más importantes de Eliphas Levi al simbolismo esotérico es su concepto de imagen especular. Quizás reconozcas la imagen justo a la derecha. Por tanto, creía que cada símbolo tenía un aspecto superior y otro inferior, y que comprender ambos aspectos era esencial para dominar el simbolismo esotérico.

También fue pionero en el uso de símbolos como el pentagrama y la estrella de seis puntas, como herramientas de protección e invocación en la magia ritual. Su trabajo influyó en el desarrollo de la magia ceremonial moderna e inspiró a muchos ocultistas y practicantes de las artes herméticas.

El poder iniciático y mágico del símbolo

El símbolo esotérico es la herramienta que facilita el descubrimiento del mundo del inconsciente y abre así el camino al desarrollo de la personalidad, la ampliación del ego y el paso al yo.

Los símbolos esotéricos son, por tanto:
- medio de desciframiento;
- medio de conocimiento;
- medio de comunicación.

El término magia procede del persa magos, que designaba a un sacerdote en la antigua Babilonia, Asiria y luego en el Imperio Persa. De esta raíz, los griegos derivaron las palabras magikos (magia) y magikê technê (artes mágicas o arte de los magos).

Las prácticas mágicas se practicaban en el antiguo Egipto, Mesopotamia y Persia. El acceso a estos conocimientos y rituales estaba reservado a los iniciados en los misterios de la magia. A lo largo de los siglos, este acceso restringido dio lugar al desarrollo de grupos esotéricos, que a su vez limitaban el conocimiento de sus secretos a aquellos capaces de superar los difíciles ritos de iniciación.

Los iniciados comprendían los símbolos mágicos y esotéricos, mientras que para el mundo exterior seguían siendo misteriosos y, en la mayoría de los casos, aterradores.

El conocimiento de los símbolos da acceso a los conocimientos mágicos y esotéricos que algunas personas siguen utilizando hoy en día. La alquimia, la astrología, la magia ceremonial y la brujería tienen cada una sus propios símbolos esotéricos.

El significado oculto de los símbolos

Los símbolos son la forma de comunicación más antigua de la humanidad. De hecho, podría decirse que todas las formas de comunicación son de algún modo simbólicas. Entender los símbolos únicamente como herramientas de comunicación y control es captar sólo un pequeño fragmento.

Entre las formas más antiguas de escritura, los ideogramas, representaciones literales de una idea, son fácilmente identificables. Sin embargo, la mayoría de las veces son demasiado complejos para la comunicación cotidiana, de ahí la invención de los alfabetos. Ambos transmiten una idea a su usuario y son tipos de símbolos. Sin embargo, los símbolos son mucho más que esta comprensión básica. Son estos significados más profundos, a menudo ocultos o secretos, los que han dado lugar a siglos de estudio sobre la naturaleza y el uso de los símbolos.

Aunque las civilizaciones del mundo clásico fundaron y mantuvieron una gran cantidad de escuelas de misterios para explorar y perpetuar las diversas expresiones del conocimiento secreto, gran parte de este conocimiento se perdió tras el colapso del Imperio Romano, sólo para ser redescubierto durante el Renacimiento.

Las ciencias ocultas de la astrología, la alquimia, la magia ritual y la Cábala presentan algunos de los ejemplos más notables del significado oculto en los símbolos. Por necesidad y tradición, a menudo han existido en semiclandestinidad a lo largo de los siglos.

Para comprender los símbolos asociados a las ciencias ocultas es importante explorar el contexto en el que han convivido y los entornos políticos y eclesiásticos, a veces muy hostiles, que las han envuelto en el misterio, haciéndolas aún más esotéricas.

El uso de símbolos ha permitido esta ocultación de la sabiduría antigua y los medios para experimentarla directamente a nivel individual.

Explorar el uso de símbolos es sumergirse en las profundidades del propio ser y observar la manipulación práctica y bien concebida de los poderes de la mente humana, especialmente los de la memoria y la imaginación.

Mil años de uso

Algunos símbolos se remontan a las civilizaciones antiguas, que los utilizaban tanto para comunicarse como para representar el mundo en el que vivían y morían. Desarrollaron sistemas para estudiar el sol, la luna y las estrellas, así como sofisticadas cosmogonías para explicar el origen del universo.

Al vivir en un mundo misterioso e impredecible, construyeron un panteón de dioses y diosas arquetípicos. Buscaban su protección y bendición, y a través de ellos accedían a lo inefable, a esas verdades y realizaciones divinas más allá de las limitaciones de la mente humana ordinaria.

Estoy pensando en particular en una de las civilizaciones más antiguas del mundo, la egipcia, cuyos símbolos siguen resonando poderosamente hoy en día, con la Cruz Ankh y el Ojo de Horus, por ejemplo.

Enfrentados a un universo vasto y desconcertante, nuestros antepasados vieron patrones misteriosos en los cielos y el mundo natural mucho antes de que la religión o la ciencia les dieran sentido, perspectiva y significado.

La supervivencia del simbolismo ocultista a través de las sucesivas eras de la fe y la razón demuestra su alcance y poder duraderos, así como la profunda necesidad humana del consuelo que puede ofrecer.

Interactuamos con el mundo a través de símbolos cuando queremos saber el tiempo, no miramos al cielo sino a los números de una pantalla, cuando nos comunicamos con los demás a menudo preferimos enviar un mensaje de texto o, cada vez más, emoticonos. Según algunos neurocientíficos, es esta facilidad con los signos, símbolos, letras y números lo que nos hace verdaderamente humanos, más que la capacidad de utilizar el lenguaje y las herramientas, que también poseen otros animales.

Gracias a la invención y manipulación de símbolos abstractos, sólo los seres humanos tienen la capacidad única de hacer asociaciones intuitivas y contrarias a la lógica, lo que les permite aprehender y, en última instancia, controlar y transformar el mundo.

Gracias a la invención de la escritura, las invocaciones, amuletos y rituales se escribieron para ser transmitidos o transformados en talismanes para proteger o maldecir a vivos y muertos. Durante la mayor parte de la historia, los conocimientos ocultos se consideraron demasiado valiosos y peligrosos para ser compartidos por todo el mundo, por lo que se codificaron en alfabetos secretos de signos y símbolos que sólo los iniciados podían comprender. Estos misteriosos símbolos han sobrevivido hasta nuestros días, intrigando, encantando, tranquilizando y entreteniendo.

La interpretación esotérica de los símbolos

Todo símbolo se presta a múltiples interpretaciones, todas ellas verdaderas y coherentes, ya sea a distintos niveles o en ámbitos similares o complementarios. Las interpretaciones no se excluyen mutuamente. En consecuencia, el simbolismo ofrece un lenguaje mucho menos limitado que el lenguaje ordinario. Se presta tanto a la expresión de mensajes de la vida inconsciente como a la formulación de conceptos metafísicos, relaciones míticas y enseñanzas iniciáticas.

Debido a su naturaleza ambivalente, el símbolo gana en profundidad lo que pierde en precisión.

El papel de las enseñanzas iniciáticas es conducir progresiva y cautelosamente del nivel de los símbolos oníricos (que se experimentan) al nivel de los símbolos culturales (que se aprenden) para llegar al nivel de los símbolos universales, que se descubren o se recrean.

Los símbolos viven: tienen su nacimiento, su infancia, su adolescencia y su madurez. El significado último de ciertos símbolos sólo se revela cuando alcanzan la madurez, es decir, cuando consideramos su función en las operaciones más complejas de la mente.

Los símbolos en las prácticas esotéricas

Como explicó en su época Eliphas Lévy, y muchos otros posteriormente, los símbolos contienen conceptos complejos y profundos en formas simples y universales. Actúan como puertas de entrada al conocimiento secreto y a las verdades ocultas. Son verdaderas herramientas del despertar que ofrecen claves para comprender los misterios del universo y la existencia. Es por ello que en muchas tradiciones esotéricas los símbolos se consideran herramientas poderosas para la transformación personal, el crecimiento espiritual y la exploración de lo invisible.

Los símbolos sirven como relevo entre el consciente y el inconsciente. Nos permiten comprendernos mejor a nosotros mismos y al universo que nos rodea.

Te invito a descubrir, en los siguientes apartados, los símbolos emblemáticos utilizados en diversas prácticas esotéricas.

Empezamos con la mitología egipcia. La mitología egipcia está llena de símbolos esotéricos que se utilizaban en las prácticas religiosas, místicas y esotéricas del antiguo Egipto. Entre estos podemos citar:

1. El Ojo de Horus: también llamado ojo de Udjat. Este ojo estilizado, con una ceja arriba y un rizo debajo, representa la visión omnipresente del Dios Sol Horus y es un símbolo importante en la tradición mágica occidental donde representa, entre otras cosas, la sabiduría secreta u oculta. Este ojo fue pintado en los lados de los ataúdes funerarios egipcios con la esperanza de que permitiera al cadáver ver su camino a través del viaje al más allá.

2. La Cruz Ankh: Simboliza la inmortalidad y el Universo. ¿Cómo es el Ankh? Su parecido con una llave da una pista sobre otro significado de este símbolo mágico. Los egipcios creían que la vida futura era tan significativa como la vida presente, y que el ankh proporcionaba la llave de las puertas de la muerte y de lo que había más allá. Los símbolos poderosos se encuentran con frecuencia en otras culturas a pesar de sus orígenes, y el ankh no es una excepción.

3. El escarabajo: Para los egipcios, el escarabajo era una criatura sagrada que representaba la muerte y el renacimiento, que también era el signo del dios Khepera.

4. El Ba y el Ka: El Ba estaba representado en forma de pájaro con cabeza humana, simbolizando el alma individual. El Ka, por su parte, era representado como un par de brazos levantados, simbolizando la fuerza vital. Juntos representaban los aspectos espirituales del ser humano.

5. Jeroglíficos: Los textos de las pirámides se consideran uno de los primeros ejemplos de símbolos utilizados con fines mágicos, para inscribir hechizos que guiarían el alma del difunto al más allá. Los jeroglíficos todavía se utilizan ampliamente en los escritos mágicos al menos cinco mil años después.

La palabra proviene del griego y significa "esculturas sagradas" y los egipcios llamaban a los símbolos "discurso de los dioses". Los jeroglíficos consisten en diseños pictóricos utilizados originalmente con fines mágicos, como se describió anteriormente, de ahí su nombre.

La filosofía china está llena de símbolos esotéricos profundamente arraigados en sus tradiciones espirituales y filosóficas.

1. Yin y Yang: Este símbolo representa la interdependencia y armonía entre las fuerzas opuestas y complementarias del universo. El Yin, de color negro, simboliza la feminidad, la oscuridad y la receptividad, mientras que el Yang, de color blanco, representa la masculinidad, la luz y la actividad. Juntos encarnan el equilibrio dinámico entre las fuerzas cósmicas.

2. Taijitu: También conocido como diagrama de Taiji, este símbolo es una representación visual del concepto de Yin y Yang. Muestra las dos fuerzas en equilibrio, girando en movimiento continuo, simbolizando la interdependencia y la transformación perpetua.

3. El Bagua: Estos ocho símbolos se utilizan en el Feng Shui y otras prácticas adivinatorias para representar diferentes aspectos de la vida y el universo. Cada Bagua está asociado a un conjunto específico de cualidades, elementos naturales y puntos cardinales.

4. El Dragón y el Fénix: Estas dos criaturas míticas se utilizan a menudo como símbolos de poder, éxito y buena fortuna en la tradición china. El dragón representa fuerza, poder y autoridad, mientras que el fénix simboliza la belleza, el renacimiento y la inmortalidad.

5. El Trigrama y el Hexagrama: Utilizados en el I Ching (Libro de los Cambios), estos símbolos son arreglos de líneas continuas y discontinuas que representan diferentes combinaciones de Yin y Yang. Se utilizan para interpretar hexagramas que brindan guía adivinatoria y enseñanzas sobre la sabiduría de vivir en armonía con los ciclos de la naturaleza.

En el hinduismo los símbolos juegan un papel importante y sirven como soporte para la meditación, la reflexión y la conexión con lo divino.

1. Los chakras: Chakra es una palabra sánscrita que significa "rueda" o "círculo" y en este caso se refiere a una serie de centros de energía sutiles que se elevan a lo largo de la columna. Se dice que los chakras giran y se consideran flores de loto (otro nombre para ellos es "centros de loto"). Cada chakra/loto es de un color diferente y tiene un número diferente de pétalos dependiendo del significado y función particular de cada chakra, relacionándose no sólo con el cuerpo, sino también con la mente y el espíritu. Se cree que la meditación y el yoga ayudan a equilibrar los chakras, lo que promueve la buena salud. Cualquier representación de los chakras contiene el símbolo de la gran serpiente Kundalini enrollada tres veces y media en la base de la columna, que se relaciona con la energía creativa primordial que asciende a través de los chakras sanos cuando una persona está lista para despertar a tal experiencia. .

2. El Om: Aum, u Om, es un símbolo vivo y existe, en diferentes formas y nombres, en el hinduismo, el budismo, el taoísmo y el sijismo. A veces se traduce como "Que así sea" y en esto es similar al hebreo "Amén" o "Awen" del druidismo moderno. Aum es el símbolo de la Palabra, el sonido que estuvo presente en la Creación del Universo. Este concepto se expresa en los yoga sutras de Patanjali, que afirman que "la voz de Dios es Aum". El Aum se usa al principio y al final de la oración y es un canto que, cuando se usa conscientemente, ayuda al cantor a convertirse en parte del Todo. La noción de un sonido tan primario es universal.

3. El Lingam y el Yoni: El Lingam, que representa el principio divino masculino (Shiva), a menudo se asocia con el Yoni, que representa el principio divino femenino (Shakti). Juntos simbolizan la unión y la creación cósmica.

4. El loto: Simboliza la pureza de mente, cuerpo, acción y palabra. La flor de loto se eleva sobre el agua turbia metafórica del apego y el deseo.

5. El yantra: El yantra es una figura geométrica lineal que encarna efectivamente, en forma de símbolo, el canto o mantra hablado. Esencialmente, es un símbolo del cosmos. La tradición de dibujar y contemplar yantras se remonta a más de 2000 años y es el equivalente hindú del mandala budista. El yantra se utiliza como foco de concentración y meditación y contiene algunos elementos básicos que son ricos símbolos en sí mismos.

6. Deidades: Las deidades hindúes, como Brahma, Vishnu, Shiva, Lakshmi, Saraswati, Durga, Kali, Ganesh y otras, a menudo se representan con atributos simbólicos que conllevan profundos significados esotéricos.

El budismo está lleno de símbolos esotéricos que juegan un papel importante en la práctica espiritual y en la transmisión de enseñanzas.

1. Buda: La imagen de Buda, ya sea el Buda histórico, Siddhartha Gautama o representaciones simbólicas, es un símbolo central del budismo. El Buda representa el despertar espiritual, la compasión y la sabiduría suprema.

2. Dharma-Chakra: También conocida como Rueda del Dharma, este símbolo representa las enseñanzas del Buda y el camino hacia la iluminación. A menudo se representa con ocho rayos, que simbolizan los Ocho Caminos Nobles.

3. Loto: El loto es un símbolo de pureza, despertar y renacimiento en el budismo. A menudo se le representa emergiendo de agua turbia, pero permaneciendo intacto y puro. Esto representa la capacidad de trascender los sufrimientos del mundo material para alcanzar la iluminación.

4. Mandala: La palabra “mandala” es sánscrita y significa “círculo”. El propio mandala puede estar encerrado dentro de un cuadrado o contener cuadrados y otras formas, como el triángulo. También pueden contener animales, flores y plantas. A pesar de su nombre, no siempre es necesario que el mandala tenga forma circular. Símbolo importante utilizado en meditación y visualización para representar el universo, la estructura de la mente y el camino hacia el despertar.

Los siguientes símbolos, entre otros, se utilizan en las prácticas Wiccan para conectarse con las fuerzas de la naturaleza, honrar a las deidades y celebrar los ciclos estacionales de la vida. También se utilizan como herramientas de meditación y magia para cultivar el crecimiento espiritual y la autoconciencia.

1. El Pentagrama: Ya no presentamos la estrella de cinco puntas que representa los cinco elementos - tierra, aire, fuego, agua y espíritu - así como los aspectos de la divinidad en la naturaleza. Se utiliza para proteger y purificar espacios, ahuyentar malos espíritus e influencias negativas, así como para representar el equilibrio y la armonía.

2. La Luna: La Luna creciente es probablemente el símbolo lunar más distintivo; Muestra la forma cambiante de la Luna y también el regreso a la misma forma. Al igual que la Luna, está vinculada al principio femenino y al elemento agua. También está vinculado a la virginidad. Las diosas con una fuerte conexión con la Luna, como Diana o Artemisa, a menudo se representan con la inconfundible forma de la Luna creciente cerca.

3. La Triple Luna: Simboliza la noción del triple aspecto de la Diosa, con el círculo (que representa la Luna llena), flanqueado a cada lado por un círculo creciente. y la luna creciente menguante. Este símbolo no sólo asocia a la Diosa con su Luna, sino que muestra la naturaleza cambiante de sus tres aspectos como doncella, madre y anciana.

4. La Rueda del Año: La Rueda del Año se encuentra, particularmente entre los druidas, los wiccanos y otros grupos neopaganos. De hecho, la Rueda del Año es el nombre que se le da al ciclo continuo de festivales que tienen lugar durante el año.

El simbolismo de la rueda refleja perfectamente el movimiento cíclico de las estaciones y las órbitas de las estrellas y planetas. Las estaciones de la vida humana se reflejan entre sí de la misma manera, y sus acontecimientos clave corresponden a los cambios de estación.

5. El Triskel: Este símbolo, compuesto por tres espirales entrelazadas o tres patas móviles, representa varios conceptos importantes en la espiritualidad Wiccan:
• Las tres espirales del Triskelion pueden representar los tres aspectos de la diosa Wiccan: la Doncella, la Madre y la Sabia.
• En algunas tradiciones Wiccan, el Triskele está asociado con los tres mundos cósmicos (el inframundo, el mundo terrenal y el mundo celestial), que representan la unidad de estas realidades interconectadas.
• El Triskelion también puede simbolizar las tres etapas de la vida (nacimiento, muerte y renacimiento), enfatizando la naturaleza cíclica de la existencia.

Este símbolo, a menudo considerado un símbolo de suerte, está asociado con el crecimiento, el movimiento y la suerte en la tradición celta.

En la Cabalá, una tradición esotérica judía, los símbolos se utilizan para representar conceptos profundos sobre el universo, Dios y la naturaleza de la realidad.

1. El Árbol de la Vida: Quizás el símbolo más icónico de la Cabalá, el Árbol de la Vida es un diagrama compuesto por diez emanaciones divinas, llamadas Sephiroth, y veintidós caminos que las conectan. Símbolo de sabiduría y conocimiento, representa la estructura del universo, el descenso de la luz divina a la creación y el camino del alma de regreso a Dios. Estas diez emanaciones divinas se consideran los aspectos principales de Dios, y cada una representa un aspecto particular de la divinidad y la creación. Cada Sephira está asociada con atributos, deidades, colores, números y letras hebreas específicos.

El símbolo del Árbol de la Vida tiene orígenes muy antiguos y se ha utilizado desde el principio de los tiempos en muchas tradiciones esotéricas. Generalmente se asocia con la armonía, unidad, creación e interconexión de todas las cosas en el universo.

2. El Tetragrammaton: En Cabalá, las letras hebreas se consideran sagradas y a menudo se utilizan para formar nombres divinos. Estos nombres se utilizan en meditación, oración y magia para invocar diferentes cualidades divinas y conectarse con la luz divina. El Tetragrámaton es considerado un nombre divino muy poderoso, que representa la naturaleza eterna, inconmensurable y omnipotente de Dios. En Cabalá, las letras hebreas que componen el Tetragrámaton se estudian y meditan para revelar aspectos profundos de la creación y la divinidad.

Los símbolos son una parte integral de las prácticas de la masonería. Estoy seguro de que conoces algunos de ellos.

1. El Brújula y la Escuadra: El compás y la escuadra son herramientas matemáticas, utilizadas para mediciones precisas en disciplinas que no dejan lugar al error: edificación, construcción y arquitectura. Existe una simbiosis natural entre estas herramientas, ya que el círculo se utiliza para formar el cuadrado, y el cuadrado se puede utilizar para darle forma al círculo; Esto se llama cuadratura del círculo y es una regla fundamental aplicada a la geometría, sagrada o no. Todos los instrumentos utilizados para medir deben, por tanto, ser símbolos de juicio y definición.

2. El ojo que todo lo ve: En la masonería, Dios es conocido como el arquitecto del universo. La primera referencia al Ojo que todo lo ve como símbolo masónico apareció en 1797. También conocido como el Ojo de la Providencia, este ojo rodeado por un triángulo es un símbolo de la vigilancia divina, el conocimiento y la conciencia espiritual.

3. La piedra en bruto y la piedra cúbica: Estas dos piedras simbolizan el proceso de transformación personal y espiritual que emprenden los masones. La piedra en bruto representa al individuo antes de la iniciación, mientras que la piedra cúbica representa al individuo después de haber sido moldeado por las enseñanzas y rituales masónicos.

4. El delantal: El delantal masónico es símbolo de pureza, trabajo y dedicación. Los masones lo usan durante reuniones y ceremonias y representa el compromiso con los ideales de la masonería.

5. El Triángulo y el número tres: El triángulo es símbolo de perfección, armonía y divinidad. En la masonería, a menudo se asocia con la Santísima Trinidad, así como con los tres principios de la masonería: fraternidad, unidad y amor fraternal.

6. La G: Tenga en cuenta que existe ambivalencia sobre su significado. Algunos dicen que representa a Dios, otros apoyan la geometría. Otras interpretaciones incluyen la idea de que la G significa Generación o posiblemente Gobierno o incluso la Osa Mayor, la estrella que significa el polo o centro celeste, no sólo un centro físico sino filosófico. Sin embargo, los masones coinciden en que no existe una respuesta definitiva.

Mis 3 símbolos esotéricos principales y su simbolismo

Los símbolos que voy a presentarte son símbolos universales atemporales que se encuentran en la mayoría de los movimientos esotéricos. Revelan verdades profundas sobre nosotros mismos y el mundo que nos rodea, y nos muestran el camino hacia el verdadero hombre -mujer- que debemos ser.

El Pentagrama y el Hexagrama juntos constituyen la totalidad del universo, ya que representan el microcosmos y el macrocosmos combinados.

Para mí, son dos símbolos indispensables en tu viaje espiritual.

He escrito un artículo sobre cada uno de estos símbolos. Para saber más, te invito a leerlos en el blog.

1- El Pentagrama (derecha) o el Pentáculo

Es posible que el Pentagrama fuera descubierto a través de antiguas investigaciones astronómicas en la región del Tigris-Eufrates hace unos 6000 años. Los arqueólogos han encontrado fragmentos de cerámica con el símbolo que datan de hace 4.000 años, pero fue Pitágoras quien realmente llevó la estrella de cinco puntas a la posición prominente que ocupa hoy en día.

Si se corta una manzana por la mitad a lo largo de su "ecuador", se revela el patrón de la semilla, una perfecta estrella de cinco puntas o pentagrama. Las repercusiones de este símbolo mágico oculto son considerables. El cinco, formado por el número femenino 2 y el masculino 3, es el número de la armonía, la unión de los opuestos. También es el número de la humanidad, debido a los cinco extremos del cuerpo humano.

Cuando Eva le dio a Adán la manzana del conocimiento en el Jardín del Edén, no sólo le estaba ofreciendo una pieza de fruta, sino un poderoso símbolo de sabiduría.

Comer la fruta que contenía el pentagrama supuso un profundo despertar para Adán y Eva. No sólo tomaron conciencia de su propia naturaleza sexual, sino que también se dieron cuenta de que podían tomar sus propias decisiones.

El pentagrama no sólo es un símbolo de poder, sino que está imbuido de poder real.

Nunca se insistirá lo suficiente en la omnipresencia de este signo. Se asocia no sólo a las prácticas paganas, sino también al misticismo cristiano, al druidismo, a la magia, a la geometría sagrada, a la alquimia y a la Cábala, y es un símbolo importante en la masonería, donde se denomina "estrella flamígera".

De hecho, todas las tradiciones esotéricas han hablado de este símbolo y lo han utilizado.

Un ejemplo de su uso era como símbolo secreto por el que los seguidores de Pitágoras podían reconocerse entre sí, ya que, como había descubierto Adán, era la clave del conocimiento superior.

Pitágoras sostenía que el 5 era el número del hombre, debido tanto a la división del alma como del cuerpo en cinco partes. Además, las cinco puntas del pentagrama representaban los elementos: tierra, aire, fuego, agua y psique, o éter en la tradición oriental.

Los seguidores describían el signo del pentagrama sobre sí mismos exactamente igual que los paganos, que lo utilizaban como signo de protección, de forma muy parecida a como los cristianos utilizan la cruz latina.

Los pitagóricos acompañaban esto con un saludo de "buena salud", pues otro significado oculto del pentagrama es que las iniciales de los cinco elementos representados por cada uno de los puntos eran un anagrama del nombre de la diosa de la curación, Hygiea.

En la Càbala, el pentagrama representa las cinco sefirot superiores del Árbol de la Vida, cuyas cualidades son la justicia, la misericordia, la sabiduría, la comprensión y el esplendor trascendente.

En la Tradición de la Luz, encarnada a través de Peter Deunov, Michael Aivanhov, etc., el pentagrama representa las cinco sefirot superiores del Árbol de la Vida, cuyas cualidades son la justicia, la misericordia, la sabiduría, la comprensión y el esplendor trascendente. Las 5 ramas del pentagrama representan los 5 sentidos humanos, que están vinculados a 5 virtudes: amor, sabiduría, verdad, magia y apoyo mutuo.

El pentáculo es un poderoso símbolo de protección contra las influencias negativas que se utiliza en magia blanca, apuntando hacia arriba. Se utiliza para combatir la magia negra y las fuerzas del mal. El pentáculo también se utiliza como talismán para alejar las energías malignas.

2- El Hexagrama

También conocido como la Estrella de David o el Magen David, el Sello de Salomón es un hexagrama, un símbolo cuya simplicidad externa oculta un significado interno complejo y de múltiples capas. Existen varias versiones del Sello de Salomón, pero en su forma más básica consiste en dos triángulos equiláteros entrelazados que forman una estrella de seis puntas.

La forma más sencilla de entender muchos símbolos es simplemente observar de cerca sus componentes y ver qué aspecto tienen. El triángulo que apunta hacia arriba parece una llama, y eso es exactamente lo que representa. En su forma más básica, este triángulo es el símbolo elemental del fuego. La Tradición Occidental, la Tradición Oriental, la Cábala, la alquimia; todas están de acuerdo. También hay acuerdo sobre el otro triángulo que se equilibra sobre su punta; representa el agua.

El fuego es el elemento masculino y el agua el femenino. El triángulo invertido es también la representación simbólica del yoni. En la India, el hexagrama se denomina Shatkona y representa las energías de Shiva y Kali encerradas en un abrazo constante.

Imagina que la estrella está cortada por la mitad. En el lado izquierdo está el elemento aire y en el derecho la Tierra. Además, están representadas las cualidades del fuego y del agua: caliente y seco, húmedo y frío. Este sencillo símbolo adquiere ya otra dimensión, pues la estrella se convierte en un mapa de fuerzas opuestas que se combinan para formar todos los seres vivos y es la encarnación simbólica de la expresión "lo que está arriba es como lo que está abajo".

En alquimia, la Estrella de David representa los siete planetas y los siete metales básicos. En la parte superior está la plata/Luna, y alrededor de las puntas de la estrella, en el sentido de las agujas del reloj, el cobre/Venus, el mercurio/Mercurio, el plomo/Saturno, el estaño/Júpiter y el hierro/Marte. En el espacio central, también llamado quintaesencia, está el oro/Sol. A veces, el sello reconoce este espacio central con un punto o el símbolo tau.

Los alquimistas son muy aficionados a ocultar sus símbolos de una forma u otra, y a veces la estrella se disfraza de flor de seis pétalos. Por ejemplo, está escondida en el curioso tomo alquímico Mutus Liber; como su nombre indica, este "libro mudo" no tiene palabras, sino que consiste en una serie de imágenes que describen el proceso de fabricación de la piedra filosofal, ingrediente principal del elixir de la vida. En otros lugares, la estrella se esconde como una flor en el centro del laberinto de la catedral de Chartres e incluso en el dólar estadounidense, que es en sí mismo un hervidero de símbolos secretos ocultos.

Este símbolo increíblemente versátil recibe el nombre de Sello de Salomón porque, según la historia, apareció en un anillo de sello mágico perteneciente al rey Salomón. Supuestamente, el anillo le daba el poder de entender el lenguaje de pájaros y animales y de evocar a los espíritus para que hicieran su oferta.

El Sello de Salomón, que antaño se utilizaba para ahuyentar el mal y mantener a raya a las fuerzas del mal y la oscuridad, es utilizado en la actualidad como símbolo de magia y poder por los ocultistas occidentales.

Durante mucho tiempo se ha utilizado como símbolo de protección.

3- La esvástica

Para muchas personas, la esvástica se ha vuelto siniestra desde que fue adoptada por el régimen nazi de Adolf Hitler. Creyeron erróneamente que era el símbolo de una raza aria pura. En realidad, la esvástica es un símbolo solar muy antiguo, que se remonta al Neolítico, venerado en muchas culturas y que se encuentra en muchas formas diferentes, en particular como símbolo sagrado en las pinturas de arena de los indios Navaho.

Es uno de los pocos símbolos con un significado, una significación y una distribución casi universales, y su difusión se extiende desde la India y el norte de Europa hasta América Central y Asia Oriental. Su nombre procede de la palabra sánscrita "swasti", que significa "bienestar" o "que así sea".

Al observar las partes constituyentes de la esvástica, lo primero que llama la atención es que la forma de los cuatro brazos se asemeja a una rueda. Como una rueda, la esvástica puede girar en ambas direcciones. Oficialmente, si los brazos apuntan en el sentido de las agujas del reloj (deosil), simboliza el Sol, el principio masculino, lo manifiesto; si apuntan en sentido contrario a las agujas del reloj (o widdershins), se asemeja a la Luna, el principio femenino, lo secreto.

En este caso, la esvástica se denomina a veces "sauvastika". Sin embargo, por lo general no hay ninguna diferenciación en la dirección de la esvástica que pueda discernirse de su uso como símbolo religioso, y ciertamente no es el caso -a pesar de la creencia popular- que la esvástica orientada a la izquierda sea de alguna manera "maligna" o que fuera la única esvástica utilizada por los nazis. Para los indios Hopi, la esvástica en el sentido de las agujas del reloj representa la Tierra y la esvástica "al revés" representa el Sol.

(En realidad, la esvástica revela una enseñanza sobre la rueda del sol. Las enseñanzas sobre la rueda del sol nos muestran que el hombre está atrapado en una rueda hipnótica cuyo símbolo es el de la esvástica, la Swastika.

Los budistas llamaban a esta cruz móvil la rueda del samsara, la rueda de la ilusión y de la mentira, la rueda del karma y del mal destino. Samsara es la ley de la materia, de la oscuridad del cuerpo que mantiene el alma y la conciencia cautivas de las apariencias.

Pero hay otra rueda, que gira en el sentido de la elevación del hombre y de la tierra hacia un mundo superior; es la rueda del Dharma, que designa la ley del Espíritu, de la Luz que conduce hacia el renacimiento del alma y su fusión con el Espíritu.

La rueda del Dharma es la rueda del buen destino que hicieron girar el Buda y todos los grandes Maestros de la Tradición de la Luz.

Proviene de la sabiduría de los antiguos. Representa los dos principios universales masculino y femenino, yin y yang: hombre y mujer que se unen y se convierten en andróginos, es decir, creadores a través del pensamiento, el sentimiento, la voluntad y la acción. Y a través de sus acciones, aportan amor, bondad y dignidad, o bien estupidez, destrucción y nada.

Adolf Hitler no eligió este símbolo por casualidad: él y ciertos grandes iniciados nazis tenían un conocimiento esotérico de sus poderes.

La Cruz del Sol fue tomada como símbolo por la corriente iniciática negra de los nazis después de que Hitler hubiera leído un libro sobre los Maestros de Madame Blavatsky. Evidentemente, no era el conocimiento vinculado a esta cruz lo que buscaba, sino el poder asociado a ella, un poder que le permite gobernar a los pueblos y encadenar a los seres.

Puede resultar chocante que un símbolo así fuera utilizado por poderes tan oscuros, pero siempre son los símbolos más poderosos los que atraen a las fuerzas oscuras (también es el caso del Pentagrama).

Unas palabras finales

El ser humano siempre ha buscado comprender el mundo y encontrar respuestas a las preguntas fundamentales de la existencia, para controlar su destino en un mundo peligroso e incierto.

La geometría sagrada siempre ha ocupado un lugar especial en el misticismo. En un principio, los sacerdotes que estudiaban los cielos para comprender la influencia de los astros sobre la humanidad mantenían en secreto estos conocimientos, de ahí sus asociaciones místicas. Convertida en un sistema simbólico, la geometría incluía la astronomía y la astrología.

La geometría sagrada incorpora formas y números para crear estructuras armoniosas capaces de unir al ser humano y al cosmos.

Los símbolos geométricos representan el deseo del hombre de comprender el universo y reproducirlo simbólicamente.

Y, lo que es más importante ....

El símbolo merece ser vivido y experimentado desde dentro para captar toda su dimensión.

Hemos llegado al final de este artículo. Espero que le haya gustado. No dude en comentarlo, compartirlo y suscribirse a nuestro boletín para estar informado de futuras publicaciones y saber más sobre símbolos

Suscríbase a nuestro boletín

Fuentes :

Symboles occultes, Éditions Dervy
La voie symbolique, Éditions maçonniques de France
La roue du soleil, Éditions Essenia

Share this content

Add a comment